Jovencita pelirroja mostrando sus ricas tetas en la playa

Jovencita pelirroja mostrando sus ricas tetas en la playa

Puede que su intención sea tomar el sol pero ya estamos viendo a esta jovencita pelirroja mostrando sus ricas tetas en la playa. Mientras juega al voleibol con sus amigas quienes también hacen topless, ella se roba todas las miradas disponibles.

Las demás chicas las puedes ver como un extra, porque me quiero enfocar en las ricas tetas de esta jovencita pelirroja. No puedo dejar de pensar en estar en esa playa con ella jugando voleibol. De alguna forma me parece una genial forma de pasar el día… siempre que ella este ahí.

No he visto mucho su rostro, es lo que pasa cuando estas en presencia de una tetona. No hay forma de evitarlo. Como el búfalo no puede levantar su cabeza por el peso de sus cuernos, nosotros no podemos dejar de ver sus pechos porque así mismo nos programó la naturaleza.

Aunque eso de llenarla de hijos ya ha sido borrado de nuestro código; la falta de población no es un problema y ese instinto ya no es necesario. Se llama adaptación y ya debiste haberlo aprendido de Darwin hace mucho tiempo. No sé qué estabas haciendo que no lo sabes.

Pero siguiendo con el escenario que se nos presenta aquí, puedo decir que seguramente alguien pago ese viaje y ese alguien fue muy feliz esos días. Que espero que hayan sido mucho porque así lo quiero imaginar. Saber que al menos alguno de nosotros estuvo follando lo que debe ser un bonito coño, me hace sentir bien.

Realmente no hay forma de saber que sea guapo, carnoso o peludo. Lo único que nos queda es la inanición al menos que luego salgan más fotos porno. En base a eso, entonces quiero pensar que tiene un rico coño y que uno de nosotros estuvo ahí metido por unas cuantas horas.

Aunque tampoco estaría molesto en saber que fue la otra chica que estaba ahí haciendo topless también. Digo, si es lesbiana tampoco es que sea un problema. Sabemos que ver a dos chicas haciéndose sexo oral es un espectáculo hermoso tanto para los hetero como los homosexuales.

Esa versión del sexo no discrimina. Es como el chocolate, es bueno para todo el mundo y solo los que tienen algo malo en su código genético, creen que no es bueno. A todos les gusta el chocolate menos a los tarados disfuncionales que piensan que son especiales por llevarle la contraria a la mayoria.

6.228 views

Deja un comentario